Páginas

8 de junio de 2009

Neo políticas migratorias

Las novedades siempre serán interesantes y para mi fue novedoso enterarme del significado y alcance de las políticas migratorias establecidas en la nueva Constitución que rige la vida de los seres humanos residentes en Ecuador. Tuve la oportunidad de participar en calidad de expositor en un evento organizado por la Academia Diplomática del Ecuador el pasado 26 de marzo de 2009; interesantes conferencistas e interesantes temas sobre el proceso de adaptación del sistema migratorio a las actuales condiciones constitucionales. En un siguiente comentario expondré los aspectos de migración y turismo, por ahora quiero poner a su consideración la trascripción de las conclusiones que hizo el Embajador Leonardo Carrión, Director General de Asuntos Migratorios, Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración con respecto a las neo políticas migratorias. Textualmente dice: Tenemos un vació jurídico muy complejo en el cual tenemos que combinar una política de Estado amparada y avalada por la nueva Constitución del Ecuador y las necesidades reales que tiene el país; en las decisiones que se tomaron para redactar la Constitución no se tomaron en cuenta razones internas del país sino una visión global pensando en que esa decisión ecuatoriana iba a proteger y a beneficiar a nuestros compatriotas que se encuentran en el exterior basándose en las normas de reciprocidad. Esa era la idea pero la realidad demuestra que es absolutamente distinto. La aprobación de la Constitución y las nuevas normas que ella contiene no ha hecho el más mínimo efecto a los compatriotas y nos ha puesto a nosotros en una situación de grave dificultad; cómo elaborar leyes que regulen algo que casi es irregulable por parte de la Constitución ecuatoriana. Todos quienes estamos aquí, que estamos involucrados en el tema migratorio estamos actuando en contra de la Constitución; la Constitución casi literalmente suprimió los encargos de nuestras instituciones para dar paso a simplemente el libre ingreso de extranjeros al Ecuador y que ellos tiene los mismos derechos que los ciudadanos ecuatorianos. Se acaba el tema de control migratorio, se acaba cualquier posibilidad de registro o exigencia de permanencia determinada o cualquier otra norma que cualquier país, todos los países del mundo las tienen. Esa es nuestra situación. Cómo ir al Ejecutivo, porque se está haciendo una ley, si algunos están asistiendo a los grupos de trabajo que están dirigiendo la Senami con el Ministerio de Justicia. Ese es un tema que quería acotar simplemente: la Cancillería ha puesto varias comunicaciones protestando porque al grupo de trabajo no se convoca al Ministerio de Gobierno, no se convoca a la Policía de Migración, no se convoca al Ministerio Coordinador de Política de Seguridad Interna y Externa; lo esta haciendo entre la Senami, el Ministerio de Justicia y todas las ONG’s del Ecuador que tiene que ver con el tema migratorio, en el cual básicamente se está llevando a cabo el desmontar todo el aparato migratorio, la Ley quiere regular cosas irregulables como es existencia y permanencia de ecuatorianos en el exterior y otras cosas románticas básicamente, pero lo que va ha salir de esa ley, lo que yo he visto, es una extensión simplemente de la Constitución en la cual el Ecuador renuncia al control migratorio. Yo creo que la Policía y el Gobierno deberían intervenir. Y eso no tiene que ver con el tema del turismo. O sea en el tema de turismo es otra cosa, el turista es otra cosa, al turista hay que darle facilidad, al turista hay que facilitarle, no hay que dejar que por motivos de turismo se utilice al país como país de transito o refugio de delincuentes o de mafias de la trata de personas. En todo país, en nuestro país la política anterior de turismo de apertura y de supresión de visas para casi el 90% de los países era por eso, no se abría el país a potenciar migrantes ilegales y unos cuatro o cinco países que por sus políticas cada vez dejaron de ser importantes. Por eso se les pedía visas a China, a Tailandia, a Malasia, Filipinas, a la India y el hecho de haberlos levantado las visas a ellos nos está dando la razón de que la política anterior era la correcta. En el resto, por supuesto, la facilitación total, la mayor facilidad de ingreso, la devolución del IVA, eso lo hacen muchísimos países por lo cual es una atracción más para abaratar la permanencia del extranjero y que gaste más, que hay una serie más de elementos de promoción por supuesto; tratar de facilitarlo al máximo, quitar cualquier tipo de controles excesivos, controles en las calles, todo lo que pueda molestar, por supuesto; pero eso es en el turismo normal, de ahí viene la parte policial, el trabajo de inteligencia, más o menos saber cuales y por donde anda el turista normal y que está pasando con el otro sector que es lo que quisimos impedir que entre al Ecuador. Yo tenemos la experiencia con China con lo que ya podemos actuar mejor. Pero nos toca ahora a las instituciones a las cuales que representamos en buscar una formula de cómo llevar adelante una política en un ambiente jurídico que casi no entienden. Entonces hay que concienciar a la sociedad, lamentablemente no se nos ha invitado a la Cancillería pero nos impusimos y estamos asistiendo y no a todas las reuniones de trabajo; todo son las ONG`s, todo es la sociedad civil y cada uno de ellos defiende su pequeño nicho de acción, nadie está viendo el problema en general y los intereses nacionales. Y en los temas que se impusieron las ONG´s se estableció una norma constitucional, que su discurso, como el que oímos hoy en la mañana a la profesora que es maravilloso (Nota: se trata de la Dra. Federica Zaccagnini, quien conferenció sobre “La Ciudadanía Universal y el Enfoque del Desarrollo Humano”), que si fuera así el mundo sería una maravilla, pero esto no creo que sea posible nunca; la migración ha sido siempre uno de los hechos fundamentales de guerras, hablemos del fenómeno migratorio más importante que ha tenido el mundo, el mundo moderno, que fueron las invasiones bárbaras al imperio romano, que fue tan brutal que cambio integralmente, incluso nuestros idiomas, los 400 años y ahí apareció España, Italia, Francia, con idiomas distintos, eso está revirtiéndose ahora en Europa pero no fracturándose por eso, y así el mundo es otra cosa. Pero volviendo a lo nuestro, es mi posición finalmente y mi recomendación sería de que el Ecuador debería dictar las normas constitucionales extendiendo la norma constitucional de que la aplicación de los derechos y la propia Constitución es paulatino, porque no puede ser inmediato en muchísimos campos, es acogiéndose a esa norma y ahí se requiere de alguien que interprete la Constitución, permita tomar medidas migratorias paulatinas, o sea primero aquí la apretura que tiene que haber en la región tiene que haber convenios, acuerdos, eso es muy fácil de manejar. El tema de Colombia, en mi opinión personal, no tiene ningún problema, porque los delincuentes de Colombia siguen pasando con o sin normas, con o sin pasado judicial, si queremos impedir que la delincuencia de Colombia pase ni siquiera construyendo los muros como entre Estados Unidos y México impediríamos. El control de la delincuencia Colombia es un control policial, manejo de inteligencia policial y de otras medidas policiales, en cooperación estrecha con la policía colombiana para a fin de saber determinar tácticas, el resto es inútil que impiden simplemente de que el ciudadano correcto, honesto, el que viene al Ecuador no pueda venir, y que en el caso del Ecuador, un país que está creciendo en su industria turística, nuestro primer cliente son los colombianos. Hay que recordar que todo el sur de Colombia no tiene playas, el Pacífico colombiano no tiene playas, y obviamente las playas ecuatorianas son las playas naturales; entonces ahí viene la parte del turismo, trabajemos bien, no una medida política puede causar un daño a una industria tan importante como es la turística. Entonces tenemos que combinar todo esto y hacer una recomendación, si algo de vale hacer recomendaciones al Gobierno, para tratar de aplicar una ley paulatina, aumentando por las normas de integración concretas y regionales y luego iremos a la apertura mundial cuando el mundo esté dispuesto a aceptarnos. Hasta aquí las declaraciones del Embajador Carrión, que están grabadas en audio y de la que fue posible hacer esta trascripción, con las fallas que puedan ocurrir por dicción o ruidos en la grabación; he tratado de ser lo más fiel posible a lo mencionado por el Embajador si ningún ánimo de verter mi opinión. Hasta ahora.