Páginas

27 de julio de 2011

Zavalita, feliz año nuevo

Empiezo a escribir este post cuando faltan pocas horas para que sea, según mi madre, el día de mi cumpleaños y no quiero dejar pasar la ocasión para reflexionar sobre el significado que tiene para mi haber estado 50 años sobre el planeta Tierra.

Claro que si hago bien los cálculos, no es que son los 50 exactos, tal vez uno menos pero a estas alturas de la vida no voy a estar peseteando mi edad, cuando lo más importante es lo que ha ocurrido, las emociones, angustias y placeres que he vivido en estas décadas.

Si en este rato se me caducara la visa para estar en la Tierra, me iría con la mayor satisfacción pues la vida no me ha dado nada de lo que le he pedido, a cambio me ofreció -y las tomé- alternativas de gran majestuosidad.

La ventaja que ahora veo es que a pesar de todo lo que tomé de la vida no será una gran maleta al momento de mi partida, por tanto se vuele práctico en perfecta armonía con lo que casi siempre me acompañó: viajar ligero de equipaje.

No fue muy complicado dejar de lado mis sueños cuando recién empecé a caminar, pues con las primeras caídas supe que más importante era avanzar tomando lo que a cada paso se presentaba al alcance de mis manos y mis ojos. Con el tiempo traduje esa experiencia en “No te generes expectativas para evitar los pre-juicios”.

Tuve la suerte de haber disfrutado del dinero y también de sentir grandes angustias cuando no lo tuve, de eso me quedó la cicatriz que la muestro como herida de guerra con orgullo: sin dinero no pasa nada, o tienes dinero o simplemente “quédate frio” me digo todavía con tranquilidad.

Y ocurrió un día que mientras contaba unos centavos para comprar un cigarrillo, escuche en la radio, una de mis compañeras de viaje, que alguien decía “tengo los mejores padres del mundo” y por obvias razones vino a mi pensamiento la imagen de los míos y me dije: “no tengo los mejores padres del mundo, simplemente tengo a mis padres”. Con sus defectos y virtudes no los comparo con nadie… es muy bueno tener padres que están allí siempre como un  farol en medio de una oscura noche o con una limonada luego de un acalorado día de trabajo.

Claro que no se empieza vivir hasta que llega el primer amor y de ahí uno a uno avanzan en la vida, entre confusiones y pasiones, entre delicias y placeres. No es posible llegar al medio siglo de existencia sin que a mi piel no acudan los recuerdos en que unos más que otros y todos se ganaron un espacio. Quizás quede una o algunas o ninguna que tengan esos mismos recuerdos. El futuro es incierto pero siempre brinda oportunidades.

No puede imaginarse al amor sin matrimonio. Por extraños e incomprensibles acontecimientos llegó a esta parte con dos divorcios, pienso que son muchos y también pudieron ser menos. ¿Explicaciones? Para qué. Ya pasaron y también son parte del liviano equipaje.

Pocos años antes que supiera en lo que acaba el amor y como empieza, estuvieron los años de la adolescencia, en que el escenario era por demás maravilloso, sin grandes preocupaciones ni altas exigencias; eso sí con un gran valor agregado que fue determinante. En esta etapa conocí la amistad vista desde la tolerancia y como la capacidad para aceptar a las personas como son y no como yo quisiera que sean.

Quizás en algún momento esa tolerancia y aceptación se convirtieron en “algo” parecido al quemeimportismo, tal vez… pero así se vive con tranquilidad. Al llegar a esta edad me doy cuenta que a pesar de que las desgracias puedan ser mayores y los privilegios de igual insignificancia, el mundo no se acaba. Me enseñaron que “siempre pasa algo” y “que todo pasa”, así que para que alarmarse por lo que es parte del vivir y sobrevivir.

¿De sufrimientos extremos?, si uno. Un solo sufrimiento extremo que aún no he logrado superarlo a pesar que una década ha pasado de aquel triste desenlace y que en su momento quedó plasmado en un texto: “Un libro para la tumba de mi padre”.

Junto a las experiencias de vida está el ejercicio de la profesión. Estudié periodismo, no comunicación y en la práctica diaria supe que ello no era la pauta para conseguir un trabajo, sino una forma de vida y un estilo vida. Mientras lo pude ejercer sentí que había una pericia que llenaría más mi sentido de realidad y en contrapartida, cuando no pude hacer periodismo se me alejó el contrapeso que sostenía mi equilibrio. Y a la final que importa, son 50 años y 50 trabajos diferentes, por eso siento que el periodismo es un oficio perfecto para mí.

Al igual que algunos millones de humanos, en fechas especiales no podemos dejar que falte un trago de alcohol, para levantar la copa y decir aviva voz ¡¡Salud!! Esta ocasión no es diferente, tengo junto a mí una botella que bien podría llamarse trago, con una diferencia sustancial; un día decidí que nunca más tomaría trago, que nunca más quería estar borracho y desde esa conmemorable fecha nunca me falta, literalmente, una bebida espirituosa. 

Hasta aquí el pasado y llega el presente. 

Prendo un cigarrillo y empiezo a releer lo que he escrito en las últimas horas. Descubro que un tema se queda suelto: ¿qué pasó con mis sentimientos? Apago mi cigarrillo, extiendo mi mano y apuro mi bebida espirituosa, siento sus estragos y decido que quizás dentro de una década pueda escribir sobre ellos. Es el futuro.

Mientras llega esa fecha nuevamente levanto el vaso, miro su contenido, lo huelo, lo bebo y me digo: Zavalita, ¡¡Feliz Año Nuevo!!



21 de julio de 2011

40 millones no son nada


Si alguien cree que Rafael Correa ha ganado 40 millones de dólares, está muy equivocado. Es la República del Ecuador que ha perdido la vida para dar paso al autoritarismo.

Si alguien cree que el ciudadano Rafael Correa ha ganado un juicio está muy equivocado. Lo que hizo fue poner una pistola en la cabeza de la libertad de opinión.

Si alguien cree que el periodismo tiene miedo, sí. El periodismo tiene miedo y eso lo hace cada día mar certero en sus denuncias públicas.

Si alguien considera que no existe terror en Ecuador, está muy equivocado. El terror ya existe, ya sea desde el poder político y desde la delincuencia.

Si alguien cree que los medios de comunicación social han recibido una lección, está equivocado. Solo se develó la verdadera intención del actual poder político de país.

Si alguien considera que los periodistas dejaremos de opinar, podría ser. Pero la posta la toman cada día miles de ciudadanos.

Si alguien considera que el ciudadano Rafael Correa le ganó un juicio a un medio de comunicación, está  equivocado. El Presidente Constitucional de la República logró que un juez dictamine a su favor.

Si alguien razona el honor de Rafael Correa ha sido recompensado con 40 millones de dólares, está equivocado. Es un honor que cuesta 40 millones y no son nada.

Gracias y hasta la próxima sentencia.



19 de julio de 2011

Entre parches y remiendos se hunde Portoviejo


Estaba escribiendo sobre el famoso proyecto de módulos para la calle Chile en la ciudad de Portoviejo, cuando intempestivamente una noticia me hizo cambiar de rumbo. Resulta que mientras se cosen y remiendan las calles de la ciudad, mientras la calidad de vida siguen en un pozo, la concejal Julieta Arboleda pelea para quedarse como Vicealcaldesa.

El caso es que la mencionada ciudadana, en su calidad de empleada pública con el cargo de Concejal de Portoviejo, en representación del movimiento Alianza PAIS, el sábado 16 de julio de 2011 pidió una acción de medida cautelar a su cargo. El domingo 17 de julio de 2011, del Juzgado Séptimo de Garantías Penales de Manabí le otorga dicho recursos constitucional. Hasta ahí no hay problema porque cada persona está en su derecho de defender su trabajo y su modus vivendi.

Me sorprendió el razonamiento usado en la solicitud presentada: “Descriminación” por pertenecer al movimiento PAIS. ¿Quiénes le hacen eso? Pues el Alcalde, el resto de sus 12 compañeros concejales, incluidos los de su propio movimiento y afines.

También la concejala está en su derecho de sentirse “descriminada”, el tema es que para mostrar esa “descriminación” se sustenta en el famoso “COOTAD” y el Código de la Democracia. En estos temas de leyes nada como los abogados, así que paso al tema de importancia.

¿Qué ha hecho la concejala Arboleda para querer seguir en ese cargo? ¿Acaso se ha sometido a alguna evaluación como cualquier otro funcionario público? ¿Acaso el pertenecer a un movimiento político le hace merecedora de ocupar una dignidad como que hasta ahora tiene? ¿Dónde está publicado el proceso de su rendición de cuentas?

Mientras trato de encontrar las respuestas, miro hacia la ciudad y veo los parches en las calles, el sistema comercial legal a punto de paralizarse, la gestión pública sin evaluación, delincuencia, desorden, obras y servicios públicos deteriorados…

El accionar judicial de la Concejala Arboleda me permite determinar que la administración municipal, en general, es de parches. Este parche nuevo tal vez debe ser para tapar alguna ineficiencia o algún hueco.

Portoviejo ¿qué mal hiciste en la otra vida para que ahora tengas este destino?

Lea el pedido de la funcionaria pública Julieta Arboleda

Lea la resolución judicial


17 de julio de 2011

Esos módulos de la calle Chile (I)

No es necesario ser un gran legislador para saber si un cuerpo legal está estructurado con suficientes elementos como para ser comprensible a una mayoría de la población, más aun si se trata de una ordenanza que busca arreglar un problema.

Un viejo problema de Portoviejo es el caos sembrado por un grupo de comerciantes ilegales que se han tomado gran parte de las vías y veredas del centro de Portoviejo, especialmente en la calle Chile, entre la Pedro Gual y la Francisco de P. Moreira. El tema es tan simple y al mismo tiempo tan espinoso que no ha sido posible poner orden en este sector.

No viene al caso hacer memoria desde cuando está el problema, simplemente basta con decir que existe y que cada día genera mayor gastos a la ciudad, además que ha servido para evidenciar algunos indicadores que algo “está podrido”.

Quiero aclarar que no existe equivocación al decir que los comerciantes de la calle Chile que tiene secuestrado este sector son ilegales, pues les guste o no su actividad la cumplen alejados de las mínimas regulaciones comerciales existentes en el cantón, tal vez tengan un RUC pero lo duco al no tener un local debidamente registrado tal como lo exige la normativa respectiva. Hasta ahora no he visto que fedatarios del SRI haya clausurado alguno de esos negocios.

En las últimas semanas esta molestia urbana ha tomado fuerza cuando la concejal Ana Pilay presentó un proyecto de Ordenanza para que “se les construya” unos módulos a estos comerciantes; tuve la oportunidad de acceder a una copia de esta ordenanza y lo que leí me dejó pensativo y me mantengo en que debe ser una broma de mal gusto lo que allí indica.
Al revisar algunos medios de comunicación casi se ha confirmado que alguien perdió los horizontes del orden urbano. (Lea el proyecto de ordenanza)

Aquí van mis observaciones a ese “proyecto” de ordenanza:

1.- Menciona que es para regular el desarrollo de las actividades del comercio autónomo en el centro de la ciudad de Portoviejo y en el contexto menciona únicamente la construcción de uno módulos para algunos comerciantes ilegales de la calle Chile;
 
2.- La exposición de motivos no es más que un conjunto de argumentos desactualizados y extremadamente subjetivos;

3.- Los Considerandos es una transcripción de ciertos artículos tanto de la Constitución como del Código Orgánico de Ordenamiento Territorial y Descentralización, Ley de Economía Popular y Solidaria y nada más; por ningún lado hace mención de alguna otra ordenanza concomitante;

4.- El ‘Objeto” es claro: “… regular y ordenar las actividades de comercio autónomo y ventas populares en la ciudad de Portoviejo… “ sin embargo en el “Ámbito” circunscribe a un grupo de calles y lo peor es que al final existe un texto inarticulado que es el meollo del asunto: “Cabe indicar que en los ejes antes citados solo se colocarán el número de módulos que el gobierno municipal de Portoviejo determine de acuerdo a la viabilidad técnica.” 

5.- No existen definiciones presupuestarias, ni de gastos ni ningún otro elemento cuantificador que acerque a una idea de lo que le costaría a la ciudad esa construcción;

6.- Sobre el mantenimiento de esos módulos se indica que será de acuerdo con lo que establezca “el proyecto”. ¿Cuál proyecto? ¿No debió estar mencionado en la Exposición de Motivos?;

7.- En las prohibiciones se exigen que los ilegales estén asociados. (¿?¿?); y,

8.- No hay mención de la Ordenanza que exigen mayores sanciones a los comerciantes que incumplen con el ordenamiento de la ciudad.

Leí que este proyecto pasó en la discusión en Primera pero que a la final fue archivada. Ojala sea verdad, caso contrario en Portoviejo, el centro, seguirá siendo de los ilegales. Al parecer en esta administración no habrá soluciones. Tal vez para la próxima ya no exista calle Chile.

Pero aun hay más… lamentablemente.

Referencias:





9 de julio de 2011

El peso electoral en Portoviejo


Luego que ocurre un evento electoral generalmente me quedo analizando no los resultados sino el escenario futuro, sin embargo a dos meses de la Consulta Popular del pasado 7 de mayo de 2011, me di tiempo para mirar atrás y grafiqué lo que muchos ya deben saber.

Cuando revisaba los porcentajes de las tendencias de voto en la página WEB del Consejo Nacional Electoral, hice un recorrido por Manabí cantón por cantón a mirar la manera en que había votado los ciudadanos. Y por un simple ejercicio decidí pesar a Portoviejo.

En el siguiente cuadro se muestra como están distribuidos los votantes por parroquias:


Cantón Portoviejo
217.006
107.063
109.943








Parroquia
Electores
Hombres
Mujeres
%
1
12 de Marzo
       42.007
       19.858
       22.149
19,36
2
18 de Octubre
            406
            229
            177
0,19
3
Abdón Calderón
       11.807
         6.158
         5.649
5,44
4
Alhajuela
         5.908
         3.127
         2.781
2,72
5
Andrés de Vera
       52.537
       25.189
       27.348
24,21
6
Chirijos
         1.041
            528
            513
0,48
7
Colon
       14.462
         7.264
         7.198
6,66
8
Crucita
         7.923
         4.058
         3.865
3,65
9
Francisco Pacheco
            878
            440
            438
0,40
10
Portoviejo
       38.156
       18.902
       19.254
17,58
11
Picoazá
       14.910
         7.375
         7.535
6,87
12
Pueblo Nuevo
         2.956
         1.567
         1.389
1,36
13
Rio Chico
       10.107
         5.193
         4.914
4,66
14
San Pablo
         5.087
         2.601
         2.486
2,34
15
Simón Bolívar
            795
            372
            423
0,37
16
San Placido
         8.026
         4.202
         3.824
3,70

Total
       217.006
       107.063
       109.943
        100,00

Seguramente al mirar una lista con números y porcentajes no permite tener clara la idea del peso específico da cada parroquia en el contexto electoral, pero si la transformo en un gráfico la situación cambia; veamos el siguiente cuadro básico el de barras:

  
Este gráfico me muestra la parroquia que mayor peso electoral con vista lateral, así que presento una segunda propuesta, que es el mismo gráfico pero tipo radar, que permite tener otro escenario de cuál de las parroquias es más importante electoralmente:


Estas son algunas de las conclusiones a las que pude llegar:

1.- Las parroquias Andrés de Vera, Portoviejo y 12 de Marzo son las de mayor cantidad de votantes; la suma de las tres son el 61,15% del total de la votación;

2.- La suma de los votantes del resto de las 13 parroquias no tiene peso electoral;

3.- El peso electoral de las parroquias es independiente de su importancia en el contexto productivo, del aspecto geográfico y de su característica de urbana o rural;

4.- La diferencia entre la de mayor cantidad de votantes (Andrés de Vera) con la de menor (18 de Octubre) es de 51.131 votos;

5.- Los votantes de Andrés de Vera son el 24.21% y los de la 18 de Octubre el 0,19%;

6.- Comparando la importancia turística de Crucita, resulta que electoralmente tiene un peso de 3,65% y la de Picoazá llega a 6,87;

7.- el peso electoral entre hombre y mujeres es relativamente equilibrado: las mujeres son el 50,66% del total de votantes.