Páginas

11 de octubre de 2007

¿Por qué odiamos al planeta TIERRA?


Raúl Zavala conversó que un día encontró basura en la playa y no entendío como fue a parar allí porque no había rastros de que haya sido arrastrada por el mar y se hizo una pregunta ¿por qué los seres humanos odiamos al planeta Tierra?

La respuesta parecería bastante complicada y más allá de la respuesta que podría decirse en una sola oración, lo importante es que no son todos los humanos pero si son los suficientes como para destruirlo en unos años más, tal vez sean uno que otro siglo. Eso lo saben los expertos.

Lo que sí sabemos algunos es que si seguimos en este proceso de destruir a la Tierra, lo más seguro es la siguiente generación de seres humanos tenga que desarrollar habilidades y destrezas para vivir entre desperdicios y sus consecuencias sanitarias, alimentarias y, sobre todo, ambientales.

Si ese fuera el caso, qué clase de economía tendría que afrontar los gobernantes, tal vez debería llamarse basunomíam, en la moneda de curso sería "limpio"; es decir, para negociar lomejor sería tener productos limpios, como decir que un pantalón limpio serviría para hacer negocios o quizás una servilleta limpia valdría para pagar un plato de comida, por supuesto sucios. Tal vez, tal vez...

Y regresando a la respuesta del odio al planeta Tierra, Raúl Zavala sostiene que las personas botan la basura en las playas porque adolecen de un gran problema: son sucias; es decir, no es cuestión de capacitación ni de culpar a otros, es un asunto simplemente de ser sucios y punto.

El ser sucios no es un asunto que se aprende sino un mal que ya viene en los genes de las personas, que está en su mente, en su forma de ser, en sus actitudes y formas de vivir la vida, porque no tienen esperanzas de seguir viviendo más allá del simple modo de existir.

Con esto es posible decir que las personas odian al planeta Tierra porque se odian a sí mismas, porque odian al resto de seres humanos, porque odian los bellos espectáculos de la naturaleza, porque odian ser limpios.

Claro que podría culparese a las autoridades de no implementar acciones de recolección de basura o decir que no hay tachos para la basura, de todas maneras los sucios siempre tendrán un pretexto para ser y seguir siendo sucios; si a estos se suma el odio que sienten la Tierra ya no será lo que ahora es.

Finalmente, Raúl Zavala sostiene que lo bueno es que muchos ya no estaremos en este planeta cuando pase a ser la cloca más grande del Universo.