Páginas

18 de febrero de 2018

Preguntas para el Alcalde de Jipijapa sobre la basura en Puerto Cayo

El amanecer del martes 13 de febrero del 2018 el malecón y playa de Puerto Cayo, pueden considerarse uno de los más dantescos en cuanto al paisaje que formó la basura luego del concierto del lunes por la noche, ante lo cual permítame Señor alcalde de Jipijapa Teodoro Andrade, contarle algunas de las situaciones que dejan en mal predicamento tanto a la gente que acudió a un evento público masivo y las fallas u errores en la limpieza posterior.

Es indudable que para los organizadores de ese evento carnavalero puede considerarse un verdadero éxito, al igual que para muchos comerciantes y empresarios del sector turístico de la zona; pero dejó también un costo alto y grave de impacto ambiental e imagen pública.

¿Cuál fue el plan de recolección de basura y limpieza post evento? Por lo que pude observar y enterarme, realmente no hubo ninguno, pues recién a las 10h00 vi llegar a un carro recolector con cinco personas dedicadas a reciclar y, colateralmente, recoger la otra basura que se encontraba en tachos y que otras personas habíamos puesto en fundas pláticas.

Para esa hora ya habían llegado no menos de 200 turistas para usar la playa en lo que fue el último día del feriado y la imagen que los recibió de un sitio muy similar a un muladar, sin la más mínima acción de limpieza. Con el pasar de las horas la playa recibió a muchos más bañistas y la basura permaneció allí como una muestra del fracaso de cualquier plan.

Si el concierto planificado superó las expectativas creadas ¿Por qué no se pensó en un plan emergente para la correspondiente limpieza? ¿Quién fue el responsable de ejecutar ese plan de manera prioritaria? ¿Cuáles fueron las acciones correctivas que se tomaron?

Independiente de las respuestas que puedan o no existir, lo cierto es que fue evidente la incapacidad institucional para afrontar tan crítica situación, con lo cual -de una u otra manera- vecinos, temporadistas y empresarios turísticos resultamos víctimas colaterales de esa situación.

La recolección de basura duró hasta pasadas las 17h00, no así la limpieza. Cinco días después del evento, aún el malecón luce sucio y sin evidencias que existan acciones orientadas a solucionar dicho problema.

Para el viernes 16 de febrero, el Ministerio de Ambiente programó una "minga" de limpieza de la playa, se me indicó que la Municipalidad de Jipijapa tendría un aporte en este proceso; la realidad es que el grupo de funcionarios y personal de los restaurantes en el sector de la playa, realizaron -nuevamente- una recolección de basuras no de limpieza.

La situación antihigiénica de esta insuficienca municipal tiene sus agravantes por los impactos en la salud humana tomando en cuenta la temporada invernal y los otros factores conexos; tampoco se puede dejar de no mencionar las consecuencias ambientales para la playa, un trascendental activo turístico de Puerto Cayo, zona rural que pertenece al cantón Jipijapa.

Por la información pública existente se avizora que no se ha dispuesto ninguna acción municipal para remediar la situación, lo cual genera preocupación sobre el futuro cercano que pueda tener tener Puerto Cayo, más si se considera que la Junta Parroquial adolece de capacidades para afrontar cualquier situación adversa en la zona.

Lo ocurrido es una muestra de lo que por algún tiempo hemos afrontado los vecinos y votantes de la ciudadela Antonio Vallejo en Puerto Cayo, tal como ocurrió con uno de los festivales de apertura de temporada. Pero hay una preocupación latente:

Bajo estas circunstancias y los antecedentes de obra y servicios públicos en Puerto Cayo, sería bueno se difundieran las acciones que implementará hasta el fin de su mandato, de tal manera que los vecinos del lugar podamos saber lo que nos espera o, caso contrario, de no existir ninguna acción municipal, prepararnos para enfrentar problemas y buscar que otras instancias (no incluye a la Junta Parroquial) cubran el incumplimiento de las responsabilidades municipales.

11 de febrero de 2018

Otra realidad de la tenue línea roja electoral en Ecuador

Con los resultados oficiales proclamados, termina la fase de consulta popular y referéndum en Ecuador, se ingresa a la de implementación, a pesar que las cifras parciales consolidadas en los "votos válidos", dejan por fuera al resto de opiniones. ¿Qué nos muestran los datos generales consolidados? ¿Es decisión del "pueblo"?

A esas dos preguntas le sumo una más: ¿Hubo realmente una victoria del Gobierno? y respondo: al parecer no, según los cálculos que hice con base en los reportes oficiales del Consejo Nacional Electoral.

Pero a continuación se encuentran gráficos que resultan de los cálculos con matemáticas electorales,en un primer cuadro se encuentran consolidados los resultados que individualmente difundió el organismo electoral:


Para la toma de decisiones en cuanto a la aplicación legal de los resultados únicamente se consideran los votos por el Sí y por el No, dejando por fuera a los nulos y blancos; en este primer análisis me llamó la atención la anomalía que el ausentismo no es igual en las 7 preguntas ¿Por qué?

En el siguiente cuadro se muestran los porcentajes diferenciados y que por metodología sumé los votos que no fueron directamente para el Sí, además del ausentismo. El 100 % del universo se consideran las 13'026.598 personas registradas por la autoridad como "electores".

Lo interesante resulta al mirar a los dos lados de la tenue línea roja del 50 %, sin considerar los aspectos legales porque son construcciones políticas para distorsionar la realidad numérica de los votos, por tanto el escenario se muestra distinto a la "oficial", motivo de grandes titulares públicos y privados.


¿Qué hubiese pasado si los votos blancos se asignan al de mayor porcentaje? ¿Qué hubiese pasado en Ecuador político si es que el ausentismo y el No fueren tomados como opinión válida? Por ahora pasemos a revisar pregunta a pregunta y lo que nos muestran los datos generales motivo de este análisis, además para entender el contexto transcribiré las preguntas planteadas por el Ejecutivo.

Aclaración: asumo que quienes dejaron su voto en blanco o lo anularon, opinan que no están apoyando directamente al Sí; además aun hace falta saber las razones del ausentismo.

Pregunta 1 del referéndum: ¿Está usted de acuerdo con que se enmiende la Constitución de la República del Ecuador, para que sancione a toda persona condenada por actos de corrupción con su inhabilidad para participar en la vida política del país, y con la pérdida de sus bienes?

En términos generales esta fue una pregunta ganadora, el 27 % no voto por el Sí y el 19 % no se presentó a votar. El origen de los datos puede ver AQUI (PDF)
Pregunta 2 del referéndum: Para garantizar el principio de alternabilidad, ¿está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que todas las autoridades de elección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo, recuperando el mandato de la Constitución de Montecristi y dejando sin efecto la reelección indefinida aprobada mediante enmienda por la Asamblea Nacional el 3 de diciembre de 2015?

Si se sigue la lógica anterior esta es pregunta perdedora, pues no votaron por el Sí el 34 % y no votó el 19 %. El origen de los datos puede ver AQUÍ (PDF)
Pregunta 3 del referéndum: ¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para reestructurar al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, así como dar por terminado el periodo constitucional de sus actuales miembros, y que el Consejo que asuma transitoriamente sus funciones tenga potestad de evaluar el desempeño de las autoridades cuya designación le corresponde, pudiendo, de ser el caso, anticipar la terminación de sus periodos?

La segunda pregunta perdedora. El 35 % de votantes no apoyaron directamente al Sí más el ausentismo del 19%. El origen de los datos puede ver AQUÍ (PDF)
Pregunta 4 del referéndum: ¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que nunca prescriban los delitos sexuales en contra de niñas, niños y adolescentes?

Segunda pregunta ganadora, tiene en contra un 27 % con el ausentismo del 19 %.
El origen de los datos puede ver AQUÍ (PDF)
Pregunta 5 del referéndum: ¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que se prohíba sin excepción la minería metálica en todas sus etapas, en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos?

Cuando se suman los porcentajes que no son Sí resulta 6'548.442 votos, contra los 6'486.181, puede leerse como otra pregunta que pierde el Sí, considerando que porcentualmente es un 50 y 50.
El origen de los datos puede ver AQUÍ (PDF)
Pregunta 1 de la consulta popular (6): - ¿Está usted de acuerdo con que se derogue la Ley orgánica para evitar la especulación sobre el valor de las tierras y fijación de tributos, conocida como “Ley de Plusvalía”?
Cuarta pregunta perdedora considerando que del universo de votantes el Sí obtuvo el 46%.
El origen de los datos puede ver AQUÍ (PDF)
Pregunta 2 de la consulta popular (7): ¿Está usted de acuerdo en incrementar la zona intangible en al menos 50.000 hectáreas y reducir el área de explotación petrolera autorizada por la Asamblea Nacional en el Parque Nacional Yasuní de 1.030 hectáreas a 300 hectáreas?
Es posible asegurar que 32 % más el 19 % hacen contrapeso al 49 %, con lo cual tampoco es una pregunta ganadora. El origen de los datos puede ver AQUÍ (PDF)
De cada una de las lecturas realizadas a los números electorales, es posible deducir - además de lo mencionado a inicio- que existe la necesidad de rehacer el sistema electoral desde los conceptos de votos para que tenga una adecuada interpretación en el contexto real democrático como base de un sistema republicano. 

De una u otra forma la votación obligada y con interpretaciones legales obsoletas, es una herramienta para la administración pública, pues deja sentada en las masas de personas la idea que las decisiones que toman los funcionarios están en el marco de lo que el "pueblo quiere".

29 de enero de 2018

Escribir y publicar: una buena idea sin un plan

En realidad nunca me había puesto a pesar en mi producción literaria y me refiero a la cantidad de post que escribo tanto para mis blogs. Cuando llegó la última semana de diciembre de 2017, sentí que los tenía descuidados y debía tomar correctivos.

En los primeros días de enero del 2018, ya me tenía planteado el cómo hacerlo. La verdad es que me gusta escribir y publicar, en diferentes temas, además de poner algunos boletines y otros comunicados en otro de mis blogs. La carga emocional del 2017 no la quiero para el 2018, hasta que en mi TL un tuit de Clara Tiscar (@claratiscar) me alivianó:

Entonces acudí a mis blogs para resumir lo que había hecho el año pasado; los números ayudan a entender el escenario y fui sumando mis publicaciones:

En raulzavala.blogspot fueron 11 (El primero que tuve y es para escritos más extensos)
En raulzavala.wordpress fueron 25 (Este más para comentarios de actualidad política)
En Mis historias ficticias 1 (
En Voz de Portoviejo (temas del terremoto) 21

En total fueron 57 entradas, pero tengo uno más "Lo dijeron" en que el trabajo fue "planchar" 220 boletines. Total 277 que pareciera que no estuvieron muy descuidados si tomo en cuanta la recomendación de Clara Tiscar.

Añado que por efectos laborales y de colaboración he escrito otras historias que podría redondear en al menos 2 diarias.

Pero las matemáticas me dan otros resultados, si tengo 4 blogs y debería al menos haber escrito una entrada por semana en cada uno, significa que debí tener: 228, si comparo con las 57, significa que tuve un déficit de 171. Entonces sí fue un mal año.

Para que el 2018 sea bueno entonces debería escribir a razón de un post diario para publicar indistintamente en cada uno de mis blogs.

Pero aquí viene la parte trascendental que los números no me ofrecen: buenas historias que no son cuantificables; así que el reto está en lograr que escriba una buena historia para cada uno de mis blogs y la publique una vez a la semana.

Si este reto lo convierto en números, solo por temas de autocontrol, significa que al 31 de diciembre del 2018, en mis números, tendría 208 entradas. Finaliza enero y llevo tiempo en contra con lo cual se me complica alcanzar esa meta.

Por tanto, si decido aceptar esta misión, quiero escribir y publicar una historia diaria. Publico este post con un grave problema: no tengo ningún plan.

22 de enero de 2018

Aporte al proyecto "Ley de Emprendimiento" del asambleísta César Rohon

En un afán de realizar un aporte inicial a un proyecto legislativo, remití algunas ideas disparadoras para que dicha iniciativa tuviera, según yo, algunas definiciones claras y que no se trate de una simple lista de deseos.

para: cesar.rohon@asambleanacional.gob.ec
fecha: 9 de diciembre de 2017, 8:34
asunto: Aportes al proyecto de Ley de Emprendimiento

Atentos saludos asambleísta César Rohon Hervas: en atención al comunicado de su cuenta Twitter, me permito plantear algunas ideas detonantes para construir el proyecto "Ley de Emprendimiento":

1.- Debido a los comunes procesos sociales de "prostitución del léxico y su real significado", la definición de emprendimiento es amorfa que no se logra enmarcarla en un proceso o fase productiva; consecuentemente, sería imposible armar un marco legal para su ejecución.
Propongo: establecer desde y hasta qué momento es un emprendimiento y bajo que características puede comprenderse en el mundo de los negocios.

2.- Cuando se conversa con "emprendedores" es posible deducir que el proceso tramitológico de montaje y legalización es altamente complejo y demanda el uso de recursos financieros que generalmente van más allá de sus posibilidades y que, de poseerlos, deben contar con un capital extra para sostener la operación hasta que el negocio arranque.
Propongo: con en la propuesta de 1, mapear y valorar el actual proceso tramitológico en la instalación y puesta en marcha de un emprendimiento.

3.- La actual legislación ecuatoriana sufre de una enfermedad congénita: dispersa, desactualizada, incongruente e incompatible (las argumentaciones en mi blog).
Propongo: buscar, localizar y matriciar los cuerpos legales (leyes, ordenanzas y acuerdos ministeriales) que aplican para una aproximación a "emprendimiento" hasta que se cumplan la propuesta 1 y amplíe la 2.

4.- Geopolítica para legislar el emprendimiento: el Ecuador no es un espacio uniforme sino una nación amorfa en sus características geográficas, climáticas, culturales, urbanas centrales y periféricas, así como rurales productivas y sociales.
Propongo: Desarrollar un documento sobre etnografía productiva en las regiones de Ecuador, de tal manera que permita sustentar el espíritu de la ley de emprendimiento.

5.- El financimiento público o privado para negocios en Ecuador, sean emprendimientos o empresariales, no contemplan un elemento trascendental: marketing y difusión on line y off line.
Propongo: incluir un capítulo dedicado exclusivamente a los procesos de comunicación social y publicidad, como base trascendental para sustentabilidad del emprendimiento.

Quedo a sus órdenes para aclarar dudas, ampliar conceptos y apoyar las gestiones que considera pertinentes.


17 de enero de 2018

Puerto Cayo: no es lo mismo "limpiar la playa" que "mantenerla limpia"

El domingo 14 de enero de 2018 publiqué en mi cuenta Twitter un vídeo que mostró la cantidad de basura que había quedado sobre una parte de la playa de Puerto Cayo – Manabí, luego de una fiesta pública de iniciativa privada. El tuit generó reacciones de todo tipo y, por ende, también del organizador del evento.

Antes de seguir con la explicación, este fue el posteo: 

El martes 16, en mi TL desde la cuenta @publiofalconi se me respondió indicando lo siguiente:


"Sus críticas destructivas no conllevan a nada, más bien hacen que La gente vea la mala información q ud da y no visiten puerto cayo ya que la única intención de cayófest fue q la economía y el turismo crezca! 3pm del domingo 14/01/18 finalizó la minga hay están las pruebas" (Cita textual y sin editar)

Con estos antecedentes es que se me hace indispensable ampliar el sentido de mi publicación y como una alerta ciudadana sobre uno de los mayores males que nos embargando tanto en las zonas rurales como urbanas: la basura sin manejo adecuado.

Cuando hice el vídeo era medio día de ese domingo, decenas de bañistas ya se encontraban en la playa, el evento había terminado al menos ocho horas antes y no se miraron indicios que iniciaba la recolección de los desechos sólidos que se encontraban sobre la arena.

Mi tuit en mención no hace ninguna crítica "destructiva" pues lo que plantea son tres preguntas y en ningún momento doy mala información, pues muestro una realidad contenida en 53 segundos, de un vídeo sin editar y sin hacer ningún tipo de comentario. Es lo que las personas vieron y ante lo cual reaccionaron.

Mucho antes que yo llegara al sitio en mención para hacer ese vídeo y tomar algunas fotos, es casi seguro que ya muchas otras personas vieron ese panorama de basura, y con certeza muchas más lo vieron luego que yo me fui; por lo tanto no fui el único testigo de las consecuencias negativas de una actividad privada en un espacio público.

Es seguro que las intenciones de "cayófest" fueron las mencionadas por @publiofalconi, pues no tengo razones para creer lo contrario.

Bien podría entrar en argumentaciones legales sobre el uso de espacios públicos para realizar eventos privados, pero la situación es más compleja como para quedarse en la simple enumeración del marco jurídico y ambiental. Es importante el hecho social.

Lo que sí fue evidente es el nivel de contaminación en la que quedó la playa, no producida (casi con certeza) por los organizadores, sino por las personas que asistieron al evento y no tuvieron las buenas costumbres de colocar su basura en los sitios dispuestos para eso (la colocación de los recipientes quedó registrada también en mi TL), y fue lo que originó la reacción de quienes vieron el vídeo.

Es importante leer el hilo del tuit con las aproximadamente 54 respuestas y mis réplicas que en síntesis reflejan el gran problema que originan quienes tienen el calificativo de "sucias", además que permitió reflejar que lo ocurrido con la playa en Puerto Cayo no es una situación aislada, sino un mal nacional urbano y rural.

El problema no está en haber organizado un evento público, el problema está en los impactos ambientales ocasionados y que, a pesar de una recolección superficial que se pueda hacer de los desechos sólidos, lo trascendental está en las lecciones que deja para evitar que situaciones parecidas se repitan bajo los criterios de sostenibilidad y sustentabilidad.

Adicional, se indica que a las "3pm del domingo 14/01/18 finalizó la minga hay están las pruebas" y se adjuntan cuatro fotografías que merecen incorporarse a este comentario para la correspondiente evaluación:












En todo caso, pasadas las 17 horas de ese domingo, al salir de Puerto Cayo efectivamente pude mirar al carro recolector frente al lugar del evento:



Aprovecho el espacio para informar que desde hace tres meses, en Puerto Cayo, ante la falta de una verdadera implementación de planes de desarrollo, se conformó un comité ciudadano encaminado a lograr un armónico sistema de convivencia entre los diferentes actores productivos y sociales, que implica estar atentos a las consecuencias negativas que generen ciertas actividades en el mayor capital y activo que tiene esta zona del sur de Manabí: la playa, así como a las obras y servicios públicos que la complementen para que retorne a su estatus de destino turístico recomendable.

Como parte de las acciones cumplidas por miembros del comité de la ciudadela Antonio Vallejo, lugar en que se realizó el festival indicado, repartieron saquillos para que en ellos se ponga la basura y en el que se llevó un claro mensaje: ayúdenos a mantener la playa limpia, que no significa limpie después de ensuciar.

Consecuentemente, es recomendable que para este tipo de eventos se piense en que debe tenerse un plan de contingencia que además de seguridad, incluya manejo de desechos sólidos y líquidos.

Sobre el crecimiento de la economía y el turismo en Puerto Cayo, es un interesante tema que bien vale otro análisis, más al detalle.